28 febrero, 2019 BeOn

Principales tendencias para la industria de consumo masivo

2018 fue un punto de inflexión para la industria de FMCG. Si bien cada región mostró sus particularidades, por primera vez en 10 años la industria experimentó notables cambios estructurales a nivel global. Los shoppers modificaron su manera de comprar, centrándose en la conveniencia y priorizando mejores precios, así como los canales de adquisición. El e-Commerce, los discounters y mayoristas fueron los protagonistas de este año y se espera que para 2020 el 15% de los productos de consumo masivo se comercialicen a través de ellos. Además, el voice commerce y los ingresos a plataformas de venta digital por dispositivos mobile aumentaron significativamente.

El e-commerce, el canal de mayor crecimiento

Durante 2018, los consumidores dejaron de comprar de la manera en la que lo hacían antes. En cambio, se dieron migraciones a nuevos canales y marcas para obtener nuevas experiencias de compra. Ya en 2017, el 76% del crecimiento a nivel mundial para el rubro de consumo masivo provino de canales distintos a supermercados e hipermercados. El e-Commerce, los discounters y mayoristas crecieron un 15%, 5,2% y 4,4% respectivamente; la previsión para 2020 es que el 15,3% de los productos de consumo masivo se comercialicen a través de ellos.

Por su peso en países desarrollados, los súper e híper mercados se mantienen como principales canales, aunque a un crecimiento más moderado, del 0,8%. Sin embargo, el avance de la penetración de internet, no para de impulsar el desarrollo del e-commerce, el cual podría representar el 7,2% del mercado global en 2020. En una reciente entrevista, Stephen Roger, Director Global de Shopper & Retail en Kantar Worldpanel, consideró que la mayor oportunidad se encuentra en el comercio por internet, aunque también señaló que lo ideal para maximizar el crecimiento sería que este sea combinado con la experiencia offline.

¿Qué impulsa el crecimiento el e-commerce?

Para comprender qué motiva el crecimiento del eCommerce, es particularmente importante entender la composición poblacional y el contexto de los shoppers. En América Latina, por ejemplo, 1 de 4 hogares, la persona encargada del hogar es millennial y formó su propia familia. Esto significa que los shoppers tienen menos de 34 años y el gasto en alimentos y cuidado personal ocupa gran parte del presupuesto. En países China, Corea del Sur y la región sur de Asia, en cambio, los consumidores cuentan con cada vez menos tiempo para realizar sus compras pero están más dispuestos a pagar más por un servicio que se ajuste a sus necesidades. La practicidad y la proximidad son claves a la hora de realizar compras. En estos contextos donde los shoppers disponen de cada vez menos tiempo para realizar sus compras y poseen una gran familiaridad con la tecnología, la posibilidad de realizar las compras online se vuelve cada vez más atractiva para ellos.

La practicidad y el ahorro de tiempo que significa recibir el pedido a domicilio no fue el único elemento atractivo del comercio online. Muchos consumidores están volcándose a marcas más económicas para lograr un mejor control de su presupuesto, por lo cual las plataformas online otorgan la posibilidad de comparar precios y obtener descuentos exclusivos.

Smart speakers y mobile: los dispositivos más populares

Las compras por voz – Voicecommerce- aumentaron notablemente durante 2018. En marzo de ese año, el 20% de los estadounidenses poseían un speaker inteligente. Esta tendencia -característica de los países desarrollados- sigue creciendo a la vez que la tecnología se vuelve cada vez más sofisticada. Aún más, para 2020 se espera que las búsquedas por voz signifiquen el 50% de las todas las búsquedas. Para 2022, la proyección indica que el voice commerce crecerá al valor de $40 billones. Dentro de las cuatro categorías más compradas, grocery se ubica primera, con el 20% de las ventas. La siguen entretenimiento (19%), electrónica (17%) y ropa (8%). En 2018, el 31% de los voice-shoppers de Estados Unidos realizaron una compra de grocery y otro 27% planeaba hacerlo en el futuro cercano.

Otra tendencia que marcó el 2018 fue el uso de los teléfonos móviles para ingresar a plataformas de comercio electrónico. Si bien su uso continúa expandiéndose, los accesos via dispositivo móvil no necesariamente se traducen en compras efectivas. Aún hay un gap del 49% entre la tasa de conversión de vía desktop vs mobile. Por ello, las compañías deberán concentrar sus esfuerzos no sólo en avanzar con la digitalización de sus negocios sino en adaptarlas a los nuevos dispositivos.

 

 

Fuentes:

Kantar Worldpanel

Campaign Live

Divante