28 febrero, 2019 BeOn

Retailers del Futuro: la tecnología al servicio de una mejor experiencia de compra

El acelerado desarrollo de la tecnología sumado a los cambios de hábitos y necesidades de los consumidores están forzando tanto a los retailers como a la industria a reinventarse. En esta nota presentaremos ejemplos de experiencias que están llevando a cabo algunos jugadores relevantes alrededor del mundo, en su intento de integrar las nuevas tecnologías a sus modelos de negocios, de forma tal de satisfacer mejor las nuevas demandas de sus clientes.

Atentos a las cambiantes necesidades de los consumidores, que cuentan con agendas y presupuestos cada vez más apretadas y que no están dispuestos a perder demasiado tiempo realizando sus compras de productos de consumo masivo, la cadena de supermercados Kroger vio la necesidad de reinventar la experiencia de compra en sus tiendas. El objetivo es llevar esta experiencia en tienda a otro nivel de manera tal que los consumidores puedan encontrar también allí las bondades por las cuales eligen comprar online.
Para esto el gigante del retail unió fuerzas con Microsoft, el gigante de la tecnología. A través de esta alianza, se han remodelado dos tiendas que están funcionando a modo de testeo, con el objetivo de expandir la tecnología a las más de 2700 tiendas que la cadena tiene en el país.

¿En qué consiste la experiencia de compra?

La tecnología se basa en la utilización de Azure, el sistema de Nube de Microsoft. Allí se almacenan todos los datos que permiten una mejor experiencia de compra para los usuarios y también un funcionamiento más productivo dentro de la tienda.

En sus sucursales, los estantes son digitales. Además de mostrar los precios (que pueden cambiar con facilidad en cualquier momento), pueden también desplegar anuncios e información importante acerca del producto. Las pantallas se iluminan con un icono personalizado cuando el comprador llega a un artículo que previamente había anotado en su lista de compras en la app de Kroger. Al contar con la información de las compras en la nube, la tienda puede adicionalmente ofrecer una experiencia personalizada con productos de interés para cada comprador y ofrecerles a las grandes compañías de la industria la posibilidad de hacer publicidad de manera perfectamente targetizada.

La tecnología también permite mejorar la productividad de la tienda. A través de diferentes sensores y cámaras, se monitorean constantemente los agotados en las góndolas. Adicionalmente, en el sector de carne los sensores permiten indicar si la temperatura no es la adecuada de manera de no poner en riesgo la mercadería que se encuentra en su interior.
Esta alianza es también una respuesta a la constante amenaza que Amazon presenta en el país ya que ha dejado en claro que pretende incrementar sustancialmente su porción actual del mercado minorista de alimentos en Estados Unidos, valuado en 860 billones de dólares. A la compañía tecnológica también le permite competir con el creciente negocio en la nube de Amazon.
Kroger espera que esta tecnología sea también una fuente de ingreso adicional al ser vendida a otros minoristas del país y que le permita acercarse a las metas financieras que como compañía se plantearon para el 2020. Se trata de un acuerdo en donde tal como lo señala Rodney McMullen, Presidente Ejecutivo de Kroger, “juntos podemos crear algo que por separado no pudimos”.

Caper, el carrito de compras diseñado con inteligencia artificial

El lanzamiento del robot delivery de Amazon suma a la urgencia de los retailers por encontrar formas de defenderse. En este nuevo contexto surge Caper, cuyo objetivo es eliminar las líneas de caja reemplazándolas con nuevos carritos de compra que además ofrecen una experiencia de compra más familiar para los compradores.
Se trata de un startup que diseñó un carro que incluye un scanner de código de barras y un lector de tarjetas de crédito. Se encuentran actualmente trabajando en una versión más avanzada que a través de tecnología de reconocimiento de imágenes y un sensor de peso permitiría escanear los productos en la medida que se los incorpora al carro. La compañía declara que las ventas con esta tecnología aumentan un 18%.

Ante la expansión de las tiendas sin caja de Amazon Go, cuya tecnología radica en cámaras a lo largo de todo el techo que permiten realizar el reconocimiento de los productos, están proliferando las compañías que buscan ofrecer soluciones alternativas. La ventaja de Caper es que podría ser una opción exitosa a un costo significativamente más bajo. Los principales beneficios que la compañía busca proveer a los retailers son poder redireccionar a los operadores de caja a otras labores dentro de la tienda, como la asistencia a consumidores o el llenado de góndolas y compartir información que el carrito recolecta (como rutas que hacen en la tienda o tiempos frente a cada góndola) con ellos para optimizar los layouts.
Una ventaja adicional que Caper tiene sobre sus competidores es que puede expandir aun más la experiencia de compra, ofreciendo al comprador productos complementarios a los que tiene en el carro o comentando sobre ofertas que se encuentren cerca de su ubicación.

Una vez más, la conclusión es que los casos exitosos son aquellos que logran llevar a la vida el concepto de omnicanalidad, mezclando las virtudes de las compras online y offline en una sola experiencia para los shoppers.

 

Fuentes:

Genbeta
Microsoft
Bloomberg
Youtube
TechCrunch
Forbes

 

Imágenes: Geek Wire y Carper